Nos hace especial ilusión convertirnos en el es escenario preferido para las celebraciones familiares más especiales y cuando es por partida doble, la celebración es aún más especial, plagada de sentimientos y momentos únicos.

Tanto Belén como Juan tenían muy claro que querían una boda diferente a todas las que habían acudido, donde nada tuviera más protagonismo que el bautizo de su pequeña y su ‘sí, quiero’, y que mejor escenario una boda muy romántica que bajo el Carballo, nuestro roble centenario.

Para la decoración contaron con la empresa En2Detalles, juntos formaron un tándem perfecto, participando en cada detalles, siempre bajo una premisa de la elegancia, el romanticismo y la delicadeza.

La pequeña Chloe fue bautizada en una iglesia cercana al Pazo de Cores, una emotiva celebración que continuó con sus padres desfilando por nuestros impresionantes jardines hasta pronunciar sí, quiero, ante la atenta mirada de familiares y amigos, cuyos sentimientos estaban a flor de piel.

A continuación, los recién casados, Chloe y todos los invitados disfrutaron de un exquisito cóctel en los jardines del Pazo. La cena se sirvió en el interior donde la decoración elegante y romántica que el equipo de En2Detalles había creado para el exterior tuvo su segunda parte en el interior.

Mimaron cada detalle… mención especial requiere el obsequio que esperaba a cada invitado en su plato. Pura magia como su boda.