Entre la gran cantidad de tareas que conlleva la decoración de una boda, las flores están entre las grandes protagonistas. Son sinónimo de alegría, de vida y de celebración. Por eso nunca dejan de ser tendencia, y sería un auténtico error pasarlas por alto.

Y no nos referimos únicamente al ramo de novia y a las flores de la ceremonia. En la decoración del banquete las flores son igualmente importantes, y en el Pazo de Cores contamos con un gran equipo de profesionales entre los que destaca Rebeca Senra quien siempre nos sorprende con el mimo y el cuidado en cada detalle.

 

1. El chill out

Más o menos sofisticados, con diferentes tonalidades florales, en románticos jarrones de cristal o en encantadores recipientes vestidos de tela de saco, perfectos para acompañar flores silvestres y bodas rustic-chic o boho. Una decoración perfecta para el chill out el momento en el que novios e invitados se relajan, y disfrutan de una agradable charla mientras disfrutan de buena música en un entorno envidiable como es el Pazo de Cores. 

2. Centros de mesa elevados

Sofisticados y muy elegantes, son una propuesta romántica y vistosa perfecta para los enormes techos de la carpa del Pazo de Cores.  Estas impresionantes creaciones combinadas con una mantelería clara, blanca o cruda, es la mejor opción para este tipo de montajes con flores, pues les cederá todo el protagonismo.

3. Caminos para mesas imperiales

Las mesas alargadas o imperiales son absoluta tendencia, y son ideales para celebrar tu boda en el Pazo de Cores. Les van de maravilla los caminos de mesa tanto verdes como salpicados de flores de colores. También pueden combinarse con montajes con flores elevados o alternarse con centros bajos. Una decoración que facilita a los invitados poder conversar entre ellos con total comodidad.

4. Bodegones

Estos diseños en decoración visten mucho, son perfectas para decorar el seating plan, la entrada al Pazo de Cores, presidiendo la carpa… además se convertirán en improvisados photocall que encantará a tus invitados.