Desfile de moda nupcial en Pazo de Cores.

 

El Pazo de Cores vio desfilar este fin de semana a las primeras novias de la temporada dentro de un showroom nupcial y de ceremonias con pasarela. El gerente de este enclave privilegiado de A Baña, Pablo Reino, explica que reanudarán los banquetes en agosto tras los aplazamientos por el covid. Y, precisamente, «porque todo se paralizó y hubo que replantear el concepto de las bodas para hacer algo mucho más íntimo», surgió la idea de mostrar en un mismo espacio cómo llevarlo a cabo a pequeña escala, explica la organizadora de eventos Raquel Gamallo, quien orquestó la cita del sábado en colaboración con el Pazo de Cores. Allí se reunieron 17 expositores del sector, uno de cada ámbito, incluida la fotografía representada por del estudio santiagués Verte Feliz y los arreglos de la casa Floriforma). Hubo sorteos, degustaciones, música, charlas y hasta un espectáculo de cetrería donde un águila llamada Rambito, de Rapiñas do Salnés, entregó las alianzas. La pasarela para invitadas corrió a cargo de las tiendas My Vintage Clothes y la ordense Moda Xove A. Ferreiro, al tiempo que la diseñadora Miriam Guerreiro presentó una colección exclusiva para la ocasión. Los vestidos de novia fueron de Bridetobe. Los de primera comunión, de Yolanda Eternamente Yolanda. Y en el desfile infantil se presentó un nuevo proyecto, Manchiritas, creado durante el confinamiento para los héroes de la casa y con la particularidad de llevar los conjuntos una capa desmontable.

 

 

 

Entre los expositores había desde una organizadora de bodas (Adorolasbodas), hasta una revista especializada (La Boda de Nerea), una mesa dulce (Chupipostres), regalos de invitados (Grubidetallitos), tocados de porcelana y joyería de autor (Uxori), un rincón de belleza Mary Kay (con Eva Aldao, Raquel García y Noelia Blanco), estilismo (La Peluconpatti), un videógrafo (Kapy Omd), una cata de jamón (Iberbouquet by Pontecorte) y de pulpo (Pulpería Selecta), una clínica dental (Susana Santeiro) y hasta un disyóquey (Universe discomóvil DJ) que actuó en colaboración con un saxofonista (Charlie Godell) para incorporar la música en directo a la animación nupcial.